sábado, julio 15, 2006

Why the World Needs Superman

Con un título tan sugerente como éste, Lois Lane se despide de la quinta entrega del superhéroe por antonomasia. Una película en la que, de nuevo, Hollywood nos enseña -sobre todo a los europeos- que un buen trabajo del director de arte y fotografía resulta definitivo para hacer que una buena película de héroes se convierta en, posiblemente, la gran película del año.
Había un gran reto, sobre todo para el desconocido Brandon Routh, que tenía que hacer olvidar a Christopher Reeves, un actor que fue el "hombre de acero" durante cuarenta años y que con su muerte agrandó su leyenda. Para que esta misión fuese a buen puerto era necesario ayudar a Kal-el con un buen equipo de actores "secundarios" bien curtidos: Kate Bosworth que borda el papel de una descorazonada y desconfiada Lois Lane y, como no, Kevin Spacey, un Lex Luthor espectacular. A este hombre le queda bien cualquier papel que le pongan.
Además, como la parte "rosa" de todos nosotros pide enredos amorosos, no podía faltar el "otro", en este caso el elegido fue un experto en esto de los héroes, James Mardsen, cíclope en tres entregas de los "X-men".
El resto, unos efectos muy trabajados que hacen realidad nuestros sueños, un superhéroe conocido -es fácil prever que va a hacer en cada momento porque conocemos tanto a Superman que casi es de la familia y ahí reside su encanto- y una Nueva York que retoma su máximo glamour por la noche.
En cuanto al guión, la aparición de Marlon Brando en "carne y hueso" hace que, por un momento todos volvamos a las películas de hace 30 años. También muy acertado el modo en el que entrelazan la cuarta y la quinta entrega y como actualizan el mundo en esos "cinco años" de ausencia del protagonista.
Pero más allá, en mi opinión, el éxito de esta película reside en que, por encima de otros héroes de comic que han invadido -para bien casi siempre- nuestras pantallas en los últimos años, el mundo necesita a nuestro viejo amigo: Clark Kent.
Necesitábamos de nuevo otras dos horas y media largas en las que ver que cualquier torpe común (desde Clark Kent hasta yo mismo), por un momento, podemos ser el hombre de acero. Esa película que ya evadió a nuestros padres de sus problemas y, que gracias a los guionistas de la Warner Bros. nos evadirá a nosotros y, casi seguro, a nuestros hijos.
Volver a oír esa música, que por mucho que han remasterizado, retocado y "mejorado" sigue poniéndonos la piel de gallina y que, seguro, nos anima a todos si algún día al levantarnos la tarareamos.
Es precisamente aquí donde creo que radicará su éxito -que ya se está dando en medio mundo-. Más allá de que sea una buena o mala película -en mi opinión la mejor de héroes de los últimos años junto a "Batman Begins"-, por encima de que Brandon Routh dé la razón a los que se decidieron por él: no nos hace olvidar a Chritopher Reeves (démosle otras tres películas porque me da que se pondrá a su altura) y más allá de los efectos.
El mundo necesita a Superman porque hace mucho que no cree en nada y hace mucho que la Meca del cine sólo nos daba realismo.
Por fin vuelve a funcionar la fábrica de sueños. Por fin nos vuelven hacer volar.

2 Comments:

At viernes, julio 21, 2006 11:41:00 a. m., Anonymous Anónimo said...

Nice idea with this site its better than most of the rubbish I come across.
»

 
At domingo, julio 23, 2006 7:51:00 a. m., Anonymous Anónimo said...

I find some information here.

 

Publicar un comentario

<< Home