sábado, febrero 11, 2006

U2 vuelve a triunfar


Los irlandeses U2 arrasan en los Grammy 2006

La 48ª edición de los Grammy se presentaba con una ganadora de antemano. Mariah Carey (la prodigiosa voz que pugnó durante los '90 contra la canadiense Celine Dion por el título de heredera de Whitney Houston) parecía haber renacido como el ave fénix tras sus anteriores fracasos gracias al superventas "Emancipation of Mimi".
Sin embargo, muchos discos vendidos no siempre garantizan el apoyo del jurado y, mucho menos, el título a "música del año".
No obstante, presentarse en el Staples Center de Los Ángeles (California, EEUU), hogar de los glamurosos Lakers, parecía una cierta garantía para acabar muy bien la noche.
Sin embargo, cuatro hombres aparecieron, como casi siempre, sin meter demasiado ruido para hacer lo que sólo los Rolling Stones habían conseguido antes: conquistar los dos lados del Atlántico. Bono y los suyos se pasaron toda la noche pasillo arriba y abajo para llevarse los cinco grammys a los que optaban: mejor álbum y mejor álbum rock por "How to dismantle an attomic bomb", mejor canción y mejor interpretación de un grupo rock por "Sometimes you can make it on your on" y mejor canción rock por "City of Blinding lights".
A su lado los tres grammys de la espectacular Carey (a la mejor intérprete, mejor canción y mejor álbum de R&B) sabían a poco, a muy poco.
Pero es que los números de U2 el año pasado "cantan" por sí solos. Recientemente, la prensa estadounidense se hacía eco de qué grupos o cantantes habían generado más dinero durante 2005. Los líderes indiscutibles eran los dublineses con nada más y nada menos que 250 millones de euros en concepto de venta de derechos de autor, de discos, giras en directo, apariciones en programas, etc. Sólo los incombustibles Rolling Stones y su "A bigger bang" aguantaron el tirón de una formación que está viviendo, sin duda una segunda juventud tanto o más fructífera que la primera (con el mítico "Joshua Tree").
Hasta que el paso de los años nos determine si grupos como Keane o Coldplay son, realmente, sus herederos, no nos queda más remedio que dejarnos deleitar por un grupo que, sin duda, es ya un mito.

Otros premiados

Los grammy siempre han sido un gran saco en el que casi todos los nominados tienen guardado un pequeño momento de gloria. Sin duda, uno de los grandes ganadores fue la formación Punk californiana Green Day, que se llevó al zurrón el gramófono a la mejor grabación por su tremendo "Boulevard of broken dreams". Por su lado, el "desconocido" (al menos en la Europa continental) John Legend, se hizo con el galardón al mejor nuevo artista.
En la categoría pop nos sorprendió las grandes diferencias entre las categorías masculina y femenina. Mientras que el eterno Stevie Wonder se imponía entre los hombres, la jovencísima Kelly Clarkson (salida del Operación Triunfo estadounidense) se llevaba el gato al agua entre las féminas.
Entre los raperos, el gran ganador fue, sin duda, Kayne West con los premios al mejor sólo por "Gold Digger" (en la que colabora el oscarizado y últimamente omnipresente Jaime Foxx), a la mejor canción con "Diamonds from Sierra Leone" y, cómo no, mejor álbum con su "Late Registration".
Por último, entre los latinos (siempre me he preguntado que sentido tiene esta sección existiendo unos "Grammy Latinos"), Laura Pausini, Bebo Valdés, Shakira y Luis Miguel tuvieron su trocito de pastel.